Principal
 
Clínica Parra
 
Departamentos
Procrearte Rafaela
Profesionales
Instalaciones
Hotelería
 
Nacimientos
Nombres Nenas
Nombres Nenes
 
Programa de TV
Charlas / Eventos
Notas de Profesionales
Links de Interés
Calendario Vacunación
    Pocrearte Rafaela
Centro de Medicina Reproductiva

Técnicas de Reproducción Asistida:
  
Inseminación Artificial (IIU)

Fertilización In Vitro (FIV)
  
Inyección Espermática

Intracitoplástica (ICSI)
  
  
EL MILAGRO DE LA VIDA y la Mano de la Ciencia

Concebir un hijo es la aspiración máxima que puede tener una pareja. No hay palabras que alcancen para definir con exactitud lo que significa, para un matrimonio, tener la posibilidad de procrear: Un hijo simboliza mejor que nadie la existencia misma de la familia.

A veces, el amor no alcanza, lamentablemente. Se dan situaciones en que uno de los dos integrantes de la pareja tiene dificultades para concebir. Se genera entonces, dentro del matrimonio, una situación altamente frustrante, que puede incluso conspirar contra el desarrollo mismo de la convivencia. Sin embargo, la ciencia puede hacer mucho por ayudar a resolver esas situaciones.

En Rafaela, durante el mes de noviembre, dos mujeres de 34 y 43 años, respectivamente, se convirtieron en las primeras en quedar embarazadas con procesos de fertilización asistida por el sistema "in Vitro". Otras tres mujeres fueron sometidas a tratamientos de fertilización asistida, aunque a través de otro sistema. Los tratamientos se realizaron en la Clínica Parra, a través del Servicio de Obstetricia y Ginecología.

El anuncio merecía ser conocido con amplitud, porque se trató de los primeros éxitos en este campo de la medicina logrados en Rafaela, lo que colocó a la ciudad en condiciones de igualar a Rosario en esa prestación. Por eso hubo una conferencia de prensa donde resultaron informantes los Dres. Leonardo Parra, director de la mencionada clínica; Fernando Fava, el embriólogo de la Red Procrearte que realizó la asistencia par la fertilización; Juan Carlos Allochis, Mario Kurganoff, Luis Cavalié y Julio Epelbaum.

El Dr. Parra destacó, en primera instancia, que se trató del "primer paso en técnicas de fertilización asistida. Con Procrearte habíamos comenzado a hacer la recolección de células madre, seguimos intentando y poco a poco conseguimos tener el equipamiento necesario. Nuestras dos primeras pacientes han podido beneficiarse con este avance y tenemos otras tres para los próximos días".

Según Parra, "Rafaela ha crecido mucho en los últimos años en materia de salud. Esto es un hito en la parte de reproducción asistida. No es tan sencillo hacerlo, se necesita gente con mucha experiencia. Y es la primera vez que se consigue en Rafaela y en la región: en la provincia sólo Rosario tiene esta posibilidad.

En Estados Unidos, el tratamiento que aquí se realiza por 3.500 dólares, cuesta 30 mil dólares. Por eso se ha producido un nuevo fenómeno turístico: en EEUU se organizan tours que llegan a Buenos Aires con mujeres cuyo interés principal es el de someterse a la fertilización asistida, debido a la diferencia de costos.

El Dr. Fernando Fava, de la Red Procrearte, es médico veterinario y embriólogo. Lo de veterinario se explica: en animales hace muchos años que se trabaja en reproducción por sistemas de fertilización asistida, a través de embriones y del uso de semen congelado. Respecto a lo que se está realizando en Rafaela, Fava señaló que "estamos haciendo una serie de fertilizaciones en pacientes con dificultades para tener hijos. Hacemos dos tipos de procedimientos: uno es el FIV (Fertilización In Vitro) y otro es el ICSI (inyección lntra Citoplasmática de Espermatozoides). A las dos primeras pacientes le hicimos FIV y a las próximas tres creo que lo haremos ICSI".

Explicó que "la FIV consiste en tomar los óvulos que me entregan los médicos y juntarlos con los espermatozoides del marido, de modo que ambos hagan su trabajo y fertilicen los óvulos. El otro sistema es algo distinto: se toman los óvulos y con una microaguja se selecciona un espermatozoide y se lo inyecta dentro del óvulo. Este sistema se utiliza cuando los espermatozoides tienen poca movilidad o hay poca cantidad".

Lo que estas técnicas permiten es que la mujer quede embarazada, pero la supervivencia de los embriones no está garantizada, ya que sigue la evolución normal de todo embarazo. Los médicos recordaron que un importante porcentaje de mujeres pierde sus embarazos sin saber que alguna vez estuvo encinta.

Parra realizó una inversión de 70 mil pesos en distintos equipos, en tanto que Procrearte aporta la tecnología más compleja, con el uso de aparatología cuyo costo supera los 50 mil dólares. El tratamiento, incluidos los medicamentos que se utilizan, que son de alto valor, tiene un costo del orden de los 3.500 dólares y no está incluido en obras sociales.
  

Viernes 19 de Diciembre de 2006
Lanzan fertilización asistida en Rafaela
En la tarde ayer se realizó el lanzamiento y presentación de la "Fertilización asistida" a cargo del Servicio de Ginecología y Obstetricia de Clínica Parra, en el Hotel Parra & Suites. Se trata de una prestación de vanguardia en medicina y el primer paso importante en esta materia en la ciudad.
  
"Es para nosotros un orgullo, que se ha hecho por primera vez en nuestra Provincia -a excepción de Rosario- y dimos el primer paso en técnicas de fertilización asistida. Es un proyecto que comenzamos con el grupo de ginecólogos y la gente de Buenos Aires que tiene experien- cia en esto desde hace muchos años", expresó Leonardo Parra durante la conferencia de prensa.

Y agregó: "Comenzamos con integrantes de Procrearte la recolección de células madres, con una gran inversión, tratando de tener todo el equipamiento necesario para poner en marcha esto".

Anteayer empezaron este tratamiento las dos primeras pacientes y habrá otras tres pacientes - cuyas edades son de 34 a 43 años, de Rafaela y la zona - para los próximos días, que se beneficien con este avance.

"Es un hito en la parte de reproducción asistida, con la colaboración de gente con experiencia", añadió.

A su turno, el embriólogo Fernando Fava, quien es médico veterinario y pertenece al grupo Procrearte de Buenos Aires, explicó los alcances.

"Se trata de una serie de fertilización en pacientes que tienen dificultad para tener hijos", dijo.
Hay dos tipos de procedimientos: FIV (fertilización in vitro) y ITSI (inyección intrasitoplasmática de espermatozoides). El primero consiste en tomar los óvulos que entregan los médicos y se ponen en una capsulita y se juntan con el semen del marido donde solos realizan su trabajo y fertilizan el óvulo. El restante es distinto: se toman los óvulos, después, con una microaguja, se selecciona el espermatozoide y se lo inyecta dentro del óvulo; se hace cuando hay problemas con los espermatozoides.

Aclararon que el índice de efectividad de este sistema es de 35 a 45% según estadísticas a nivel nacional. Su costo es elevado, consta de entre 3.000 y 3.500 dólares, incluye todo el tratamiento y la medicación, pero por ahora no está cubierto por las obras sociales. En Estados Unidos el costo es 10 veces mayor: 30.000 dólares.

Para brindar este servicio Clínica Parra hizo una inversión de 70.000 pesos.

Por otro lado, se mencionó que hace años se había hecho experimentación en distintos animales. Además, según aclararon, la Iglesia está en contra de este tratamiento porque defiende la concepción natural, y que, en lo legal, hay un vacío en la materia.
  

Sábado 11 de noviembre de 2006
Se concretó la primera fertilización asistida en Rafaela
Dos mujeres de 34 y 43 años respectivamente se convirtieron en las primeras en quedar embarazadas con procesos de fertilización asistida por el sistema "in Vitro". Otras tres mujeres están siendo sometidas a tratamientos de fertilización asistida, aunque a través de otro sistema. Los tratamientos se realizaron en la Clínica Parra, a través del Servicio de Obstetricia y Ginecología.
  
Dos mujeres de 34 y 43 años respectivamente se convirtieron en las primeras en quedar embarazadas con procesos de fertilización asistida por el sistema "in Vitro". Otras tres mujeres están siendo sometidas a tratamientos de fertilización asistida, aunque a través de otro sistema. Los tratamientos se realizaron en la Clínica Parra, a través del Servicio de Obstetricia y Ginecología.

El anuncio fue efectuado por los Dres. Leonardo Parra, director de la mencionada clínica; Fernando Fava, el embriólogo de la Red Procrearte que realizó la asistencia par la fertilización; Juan Carlos Allochis, Mario Kurganoff, Luis Cavalié y Julio Epelbaum.

El Dr. Parra destacó que se trata del "primer paso en técnicas de fertilización asistida. Con Procrearte habíamos comenzado a hacer la recolección de células madre, seguimos intentando y poco a poco conseguimos tener el equipamiento necesario. Nuestras dos primeras pacientes han podido beneficiarse con este avance y tenemos otras tres para los próximos días". Según Parra, "Rafaela ha crecido mucho en los últimos años en materia de salud. Esto es un hito en la parte de reproducción asistida. No es tan sencillo hacerlo, se necesita a gente con mucha experiencia. Y es la primera vez que se consigue en Rafaela y en la región: en la provincia sólo Rosario tiene esta posibilidad".

El Dr. Fernando Fava, de la Red Procrearte, es médico veterinario y embriólogo, con experiencia en reproducción por sistemas de fertilización asistida, a través de embriones y del uso de semen congelado en animales. Fava señaló que "estamos haciendo una serie de fertilizaciones en pacientes con dificultades para tener hijos. Hacemos dos tipos de procedimientos: uno es el FIV (Fertilización In Vitro) y otro es el ICSI (Inyección Intra Citoplasmática de Espermatozoides). A las dos primeras pacientes le hicimos FIV y a las próximas tres creo que le haremos ICSI".

Explicó que "la FIV consiste en tomar los óvulos que me entregan los médicos y juntarlos con los espermatozoides del marido, de modo que ambos hagan su trabajo y fertilicen los óvulos. El otro sistema es algo distinto: se toman los óvulos y con una microaguja se selecciona un espermatozoide y se lo inyecta dentro del óvulo. Este sistema se utiliza cuando los espermatozoides tienen poca movilidad o hay poca cantidad".

Lo que estas técnicas permiten es que la mujer quede embarazada, pero la supervivencia de los embriones no está garantizada, ya que sigue la evolución normal de todo embarazo. Los médicos recordaron que un importante porcentaje de mujeres pierde sus embarazos sin saber que alguna vez estuvo encinta.

Parra realizó una inversión de 70 mil pesos en distintos equipos y Procrearte aporta la tecnología más compleja, con el uso de aparatología cuyo costo supera los 50 mil dólares. El tratamiento, incluidos los medicamentos que se utilizan, que son de alto valor, tiene un costo del orden de los 3.500 dólares y no está incluido en obras sociales.
  
Desarrollado por SHAJAF